El Mensaje de las Velas

By in Rituales | Tagged as: velas
El Mensaje de las Velas

Las velas son la expresión mágica más bella y simple; se utilizan en las ceremonias y rituales.

Una vela prendida atrae cosas maravillosas y positivas, porque concentra la energía latente en el Universo con un fin determinado. Hay algo extraño en las velas y su luz. Las velas son manifestaciones del fuego y éste ha maravillado al hombre desde épocas primitivas.


Las velas son la expresión mágica más bella y simple; se utilizan en las ceremonias y rituales. Casi todos alguna vez hemos hecho magia con las velas como, por ejemplo, cuando se prenden velas en un cumpleaños y se pide un deseo antes de apagarlas.

Es importante saber encender y apagar las velas.
En un principio podrá parecer extraño tener que decir de qué modo encender y apagar las velas, pues parece una operación bastante simple.
Las velas se han de encender siempre con cerillas, nunca con mecheros.
Siempre se encenderán con un propósito.
Así se quedará protegido contra entidades astrales negativas y malignas.
Para apagar las velas se hará con los dedos o con un apagavelas, nunca soplando. Todo esto es muy importante.

Las velas nos hablan, nos dan mensajes. Dependiendo de como sea su llama, del color de su tamaño, hacia donde oscile, etc...
Cada color de una vela tiene un significado.


Si queremos pedir y hacer un ritual con velas, deberemos saber que color de vela tendremos que poner.
También tenemos las velas de los días de la semana, de los horóscopos, etc...
Pero lo que si es cierto es que la vela blanca es el color madre, cuando no tengamos el color que necesitemos podemos sustituirlo por el blanco.
También es cierto que a veces no nos hace falta guiarnos por el color de un día de la semana, ni del color que necesitemos para hacer una petición, a veces es mas importante la intención de hacerlo y el de encender la vela, que el color de la misma.
Encender una vela y observarla, la meditación con una vela ayuda a buscar la solución en el interior de nosotros mismos o la luz a eso que nos angustia.

No use la misma vela para invocaciones distintas; una vez encendida para una intención específica, debe dejase consumir completamente, así sea en varias ocasiones para el mismo propósito. Cuando las apague, de también las gracias en voz alta. Si además de la vela enciende también un incienso, esto es maravilloso para atraer los buenos elementos presentes en la naturaleza y sus abundantes beneficios.

PERSONALIZACION Y GRABACIÓN DE UNA VELA

Limpiamos la vela con agua bendita pasándole un poco a lo largo de la vela, agua de mar, incienso o nuestras manos colocándole nuestra energía.
La grabación y personalidad consiste con un palillo, aguja, etc grabar el nombre y dos apellidos de la persona a quien va dirigida la vela, su fecha de nacimiento y el deseo o propósito de vista.
El sentido de la grabación debe ser el siguiente:
1) Para aumentar propósitos: es desde la mecha en dirección hacia la base de ella.
2) Para disminuir propósitos: se gravará desde la base hacia la mecha.

UNCION DE LA VELA

Se divide mentalmente por dos partes iguales:
1) El polo norte: del centro de la vela hacia la mecha.
2) El polo sur: va desde el centro de la vela hacia la base de la vela.

La unción consiste en colocar aceite o fluidos, polvos, etc. con las manos y una pequeña cantidad necesaria por la vela en las direcciones descritas. Intentar ungir el mismo número de veces las dos partes de la vela. Al untarlos debemos concentrarnos en el propósito que queremos lograr con la vela.
La concentración mental es fundamental, en cualquier fase de la unción, grabación y encendida de la vela.

Grabación ascendente: Dar fuerza a una persona, mejorar trabajo, amor, protección, luz, suerte.
Grabación descendente: Disminuir la negatividad, una persona bloqueada, anti vicios, etc.

LOS DESEOS Y LAS VELAS

Pensemos en algo que deseamos obtener. Concentrémonos en eso que deseamos. Los deseos bien pueden hacerse realidad.
A continuación, les presento un hechizo muy fácil de hacer con velas:
Tomar una vela del color apropiado (véase la lista de los colores de velas y sus correspondientes propiedades mágicas más adelante) y úntela completamente con una o dos gotas de ACEITE de MIRRA. Por medio de un alfiler recto, marcar con la punta en el costado de la vela, escribiendo el deseo en la cera y, entonces, encender la vela y dejarla que se queme hasta su consumo total. Eso es todo lo que se debe hacer. Es algo sencillo pero representa un hechizo muy potente.


COLORES

NEGRO: Rituales de meditación, trabajo de hechizos, desbaratadores de rituales y hechizos destinados a eliminar entidades malvadas y fuerzas negativas. Tiene la función de perjudicar.


AZUL: Magia que implica el honor, la lealtad, la paz, la tranquilidad, la verdad, la sabiduría, la protección durante el sueño, la proyección astral y los hechizos para inducir los sueños proféticos. Favorable para la meditación y para el contacto con el mundo de los espíritus.


CAFE: Hechizos para localizar objetos perdidos, mejorar los poderes de concentración y de telepatía, así como la protección de familiares y de animales domésticos.


ORO: Hechizos que atraen el poder de las influencias cósmicas y los rituales para honrar a las deidades solares. : Favorece la buena salud, el Éxito, y la fortuna en general.


GRIS: Hechizos para neutralizar las influencias negativas.


VERDE: Hechizos que implican la fertilidad, el éxito, la buena suerte, la prosperidad, el dinero, el rejuvenecimiento y la ambición, así como los rituales para luchar en contra de la avaricia y los celos. Ayuda a emprender nuevos trabajos y da seguridad financiera, favorece las nuevas amistades y refuerza las relaciones existentes incluso las de carácter social.


NARANJA: Hechizos que estimulan la energía. Favorece la actividad sexual y el amor material.


ROSA: Hechizos para el amor y los rituales que implican la amistad o la feminidad.


PURPURA: Manifestaciones psíquicas, curaciones y hechizos que implican el poder, el éxito, la independencia y la protección del hogar.


ROJO: Ritos de fertilidad, afrodisíacos y hechizos que implican la pasión sexual, el amor, la salud, la fuerza física, la venganza, la rabia, el poder de voluntad, el valor y el magnetismo. Aumenta la sexualidad primitiva, la animalidad de fuerza y la capacidad de luchar.


PLATA: Hechizos y rituales para eliminar la negatividad, estimular la estabilidad y atraer las influencias benéficas de la Diosa. Actúa contra la envidia y el mal invisible como la Sicobolia (Mal de ojo), y evita los daños de la habladurías.


BLANCO: Rituales de consagración, meditación, adivinación, exorcismo y hechizos que implican la curación, la clarividencia, la verdad, la paz, la fuerza espiritual y la energía lunar. Aumenta el conocimiento y ayuda a solucionar los casos no resueltos espirituales.


AMARILLO: Hechizos relacionados con la confianza, la atracción, el encanto y la persuasión. Favorece el amor espiritual y platónico. Dinero y prosperidad.


VIOLETA: Curación, dormir y armonía interior. Transmutar cualquier situación, sentimiento, emoción. Transmutar es MEJORAR, cambiar lo negativo en ALGO MEJOR o positivo.


OLIVA: Enfermedad, inseguridad y cobardía.


LOS MENSAJES DE LAS VELAS

Escribe en la Vela tu deseo, enciéndela y observa la llama durante tres minutos. No utilices las mismas velas para invocaciones diferentes. Además, una vez que se ha encendido una vela (no importa el color) con una intención específica, entonces, se la debe dejar consumir hasta el final, ya sea de una vez o en varias.
En este arte adivinatorio se dice que una vela llora cuando derrama gotas de cera por alguno de sus lados.

- Cuando la llama suelta chispas: Le indica que podría tener algún tipo de desilusión antes de que su pedido se vea realizado.
- Cuando varias lágrimas se unen formando una mayor: Esta acumulación de cera, siempre augura que se le avecinan al consultante situaciones conflictivas que tendrá que resolver, quiera o no quiera. Le asaltarán un sinfín de dudas y preguntas a las que no encontrará respuesta. Se podría decir, que se encontrará en una encrucijada. Nos aconseja que rectifiquemos nuestra forma de pensar y/o de actuar.
- Cuando la llama sube y baja: Le indica que usted está pensando varias cosas al mismo tiempo, su mente está un poco confusa.
- Cuando la mecha se divide en dos: Indica que su deseo no se le cumplirá, porque lo que usted ha pedido no lo ha hecho con suficiente convicción.
- Cuando la lágrima cae por la derecha: Le indica al consultante la solución de sus problemas y la aclaración de las cuestiones pendientes. Presagia soluciones rápidas en la vida de quien consulta. Se han de esperar cambios.
- Cuando la lágrima cae por la izquierda: Augura dificultades y demasiada lentitud. Se han de esperar tardanza en la resolución de los problemas pendientes. En amor presagia disputas o desconfianzas. El consultante caerá en una depresión.
- Cuando la punta de la mecha es brillante. Le augura a usted que tendrá suerte en su pedido. Lo que usted ha pedido, lo verá realizado en breve.
- Cuando la vela se apaga por sí sola y sin motivos aparentes: Este síntoma le está a usted indicando que la parte más difícil del pedido será realizado, pero el resto dependerá solo de usted, de su fuerza de voluntad y sacrificio para conseguir verlo realizado.
- Cuando la llama vacila: Indica que su pedido tendrá algunos cambios. Las cosas no saldrán como usted desea.
- Cuando la llama parece un espiral: Le indica que su solicitud será escuchada..., el mensaje está en camino. Recibirá usted buenas noticias.
- Cuando la llama oscila hacia la derecha: La respuesta a nuestra pregunta es... "Sí". Predice noticias o acontecimientos positivos en la vida del consultante. Augura buenos momentos para el amor y mejores para el trabajo.
- Cuando la llama permanece estática (sin oscilación): Anuncia estabilidad, estancamiento y poca acción. En el amor se asocia a la paz emocional, la tranquilidad y el sosiego. La situación presente seguirá estancada. No son de esperar cambios.
- Cuando una vela llora mucho: Es un mal augurio. Puede estar usted bien seguro de que su deseo no se verá realizado, por lo menos no antes de 12 meses. Es decir, le está indicando que en el momento presente, hay muchas interferencias que dificultarán el que su deseo se vea realizado en un tiempo más o menos breve.
- Cuando la lágrima cambia de dirección: Los ziszas, siempre representarán dudas y desconfianza, en uno mismo y en los demás. Manifiesta que el consultante pasará por una crisis sentimental y/o una etapa bastante problemática. Se aconseja prudencia.
- Cuando la llama oscila hacia la izquierda: La respuesta a nuestra pregunta es negativa, es decir, "NO". Además, manifiesta buenos momentos para proyectar o idear situaciones, pero no para ejecutarlas.


EL IDIOMA OCULTO DE LAS VELAS

"La vela posee su propio significado, y teniendo en cuenta la forma de su llama, el tamaño, los movimientos y su color, expresa diferentes cosas."
Pon positivo tu ambiente usando velas y velones para el mejor ambiente.

ABANDONO: La llama arde con debilidad y frecuentemente se apaga.
ABATIMIENTO: Es baja y en ocasiones llora.
ACEPTAR: La llama es nítida y crece.
ACERTAR: Es limpia y aumenta de tamaño.
AGREDIR: La llama chisporrotea y a veces desprende humo oscuro.
AMBICION: La llama dobla su tamaño. Si se trata de un anhelo sano es nítida.
AMBIVALENCIA: Baja y oscilante.
AMISTAD: El fuego prende bien. Es claro y se agranda si ese sentimiento a ser duradero.
AMOR: La llama coge sin problemas al primer intento. Será nítida y ascenderá con fuerza si se va a ser correspondido.
ANGUSTIA: La vela llora, desprende humo oscuro o puede chisporrotear.
AUMENTAR: El fuego dobla su tamaño, siendo nítido y muy brillante.
AUTORIZAR: Es nítida y crece.
AVARICIA: La llama chisporrotea, se consume rápidamente y en la punta de la mecha se acumulan unas bolitas de grasa. A veces el fuego da vueltas en forma de espiral.
BEBIDA: La vela llora, se extingue rápidamente y su llama puede llegar a desprender chispas o humo.
BENEFICIO: La flama es limpia y se desarrolla.
BODA: Prende sin problemas, dobla su tamaño nítidamente e incluso se llega a observar un tono más brillante en la punta.
BONDAD: La llama es clara y crece. En el centro adquiere una coloración azulada.
CAMBIO: El fuego es nítido y aumenta de tamaño si la transformación es positiva.
CESAR: La llama es baja y hasta puede apagarse.
COMPRAR: Es clara limpia y crece cuando anuncia una buena adquisición.
CONFIRMAR: La flama es resplandeciente y doblara su dimensión rápidamente.
CONSEGUIR: Es nítida y se desarrolla si el asunto va a lograrse.
CONSERVAR: El fuego es claro y no debe apagarse ni menguar.
CURAR: La llama es limpia, prende a la primera y crecerá.
DEMORAR: Arde con debilidad, llegando incluso a disminuir de tamaño.
DESCONFIAR: Puede chisporrotear, llorar o desprender humo. En ocasiones se moverá en forma de espiral.
DESEMBOLSO: La vela llorará o desprenderá chispas.
DESISTIR: VEASE CESAR.
DESTACAR: El cirio arde nítidamente y las dimensiones de la llama aumentaran en sentido ascendente.
DISMINUIR: La llama mengua su tamaño. Si ocurriera o se apaga significa que habrá perdidas importantes.
DOLOR: La vela llora, desprende humo oscuro o chisporrotea.
EMBARAZO: La llama dobla su tamaño y adquiere una tonalidad más brillante.
EMPEZAR: Es nítida y va aumentando de volumen.
ENAMORAR: VEASE AMOR.
ENCONTRAR: El fuego es limpio, claro y crece en sentido ascendente.
ENGAÑAR: Desprende humo oscuro, da vueltas en espiral, chisporrotea y en ocasiones se apaga.
ESPERAR: VEASE DEMORA.
EXAMEN: Cuando augura suerte la llama crece brillante.
ÉXITO: La flama dobla su volumen, es nítida y en el extremo de la mecha se vislumbra una tonalidad más resplandeciente.
EXTRAVIAR: Desprende humo negro, disminuye su tamaño y por lo general se apaga.
FAMA: La llama aumenta sus dimensiones y es diáfana.
FAVOR: Crece nítidamente.
FELICIDAD: El fuego dobla su magnitud y el final de la mecha adquiere un tono más brillante.
FIAR: La flama se desarrolla con claridad.
FINANCIAR: Crece nítida.
FINGIR: El fuego desprende humo oscuro, chisporrotea e incluso se apaga.


LA INTERPRETACIÓN: EL LENGUAJE DE LAS VELAS.

Estos son los significados más comunes:

La cera ha formado en los laterales una montaña de lágrimas.
Significado: observar su apariencia, muchas de las veces podemos ver una virgen o una figura angelical. Resultado positivo.
La cera ha formado en los laterales unas formas puntiagudas, como espinas (no lunas).
Significado: Dificultades, existen energías contrarias a nuestros intereses.
En la cazoleta o base se observan caras o dibujos de animales.
Significado: Tenemos poca fuerza, hay poca visualización.
En la cazoleta o base se han desprendido trozos de vela enteros con formas de luna.
Significado: Si miran los cuernos a la izquierda existen fuerzas ayudándonos, pronto habrá una respuesta.
Si los cuernos de la luna mira a la derecha algo nos esta impidiendo nuestra petición.
Fuera de la cazoleta o base encontramos trozos de cera.
Significado: observar con detenimiento el trozo/s, podremos intuir si lo que se ha desprendido nos sugiere algo positivo o negativo. En trabajos para combatir el mal, es muy positivo observar si lo desprendido representa cosas malignas, lo que nos anuncia que estamos rompiendo el mal. En cambio en los normales, el significado es contrario, si la cera representa el bien quiere decir que todo va bien, mientras que si el resto desprendido nos parece feo o desagradable, algo no funciona o existen resistencias.
La mecha a pesar de quemarse es alta.
Significado: buenas vibraciones, existen fuerzas que nos ayudan.
La mecha esta normal.
Significado: proceso lento.
La mecha está muy corta.
Significado: Algo va mal, falta energía.
La llama está alta.
Significado: Muy positivo.
La llama está muy pequeña.
Significado: Negativo.
La llama chisporrotea.
Significado: Algo va mal.
La llama se apaga (no tiene que haber corriente de aire, nunca en la habitación).
Significado: debemos iniciar otra vez la novena y replantear nuestros objetivos.
La llama es azulada.
Significado: La mente de la persona a la que trabajamos recibe nuestro mensaje.
La llama es amarilla.
Significado: Falta energía, la persona/s trabajada no reciben o rechazan nuestra energía.
La llama es brillante y roja.
Significado: Resultados inmediatos.
La llama es blanca.
Significado: Seres superiores acuden en ayuda de la persona/s.
La llama contiene dos colores.
Significado: Unir los significados anteriores.
UNA VELA PARA CADA DIA

Domingo: Sol.
Colores: oro, amarillo
Energía: salud, confianza y persuasión

Lunes: Luna
Colores: blanco, gris plata
Energía: mujeres, emociones, hogar

Martes: Marte
Color: rojo
Energía: sexo, coraje

Miércoles: Mercurio
Color: anaranjado
Energía: Inteligencia, habilidad mental, atracción

Jueves: Júpiter
Color: morado, lila
Energía: protección, ley, negocios

Viernes: Venus
Color: verde
Energía: amor, paz, armonía, belleza, dinero

Sábado: Saturno
Colores: azul profundo, negro
Energía: confusión, autodisciplina


CALENDARIO DE LAS VELAS

  • Enero: oro. Para obtener perfección, riqueza y triunfo.
  • Febrero: blanca. Protección, luz y pureza.
  • Marzo: roja. Pasiones, amor a la pareja, sexualidad y buena salud.
  • Abril: amarilla. Transmite alegría y prosperidad.
  • Mayo: morada. Sabiduría, idealismo y dignidad. Atrae éxito, prestigio y triunfo en los secretos del corazón.
  • Junio: azul celeste. Cielo y mar. Es símbolo de armonía, fuerza y potencia. Atrae fidelidad, tranquilidad y sinceridad.
  • Julio: rosa. Armonía.
  • Agosto: verde. Bondad y amor por la naturaleza, el renacer de la vida tras el invierno y el frío. También propicia calma, serenidad, otorga claridad mental y favorece los afectos así como las mejores relaciones con la gente que nos rodea.
  • Septiembre: naranja. Rompe las sombras que nos rodean en caso de fuertes depresiones, favorece ascensos y también cambios laborales.
  • Octubre: azul fuerte: Brinda protección y trabajo.
  • Noviembre: cobre. Otorga vigor.
  • Diciembre: plata. El encendido de esta vela favorece los asuntos relacionados con el dinero, los negocios, las inversiones y las sociedades.

 

ADIVINACION CON VELAS

La lictomancia es el arte de la adivinación de sucesos por medio de la observación del comportamiento de las velas. De este modo los usos de las velas han estado presentes en los acontecimientos más relevantes de nuestra vida, y para interpretarlas debemos fijarnos en la tendencia de la llama.

En los nacimientos: ya que evita o aleja a los malos espíritus.
En los matrimonios: evita el mal de ojo.
En la muerte: evita que el demonio se lleve el alma del fallecido.


Comportamiento de la llama:

 

  • Si la llama brilla mucho: existe éxito.
  • Si la llama oscila: existe peligro.
  • Si la llama cae o sube: existe peligro.
  • Si la llama se apaga: peligro de muerte.
  • Si la llama es azul: existe un fantasma cercano.
  • Si la llama serpentea ha de poner atención de curiosos y de traidores.
  • Una llama débil presagia una decepción en un futuro próximo.
  • Una llama que se apaga lentamente significa una perdida seria, incluso trágica.
  • Una llama que arde muy suavemente o con debilidad, recomienda renunciar a un proyecto que no saldrá bien, que no se ve con claridad que vaya a funcionar a causa de una enfermedad o de una perdida de vitalidad, y que por tanto, será mejor olvidar.
  • Si una o más velas emiten un sonido seco como el de los petardos, es que alguien del otro lado viene avisando para ponerse en contacto con nosotros.

 

 

Rate this article

3.41

Comentarios Recientes